Púrpura, Saturno y las columnas del Infierno

Jesús entonces salió fuera llevando la corona de espinas y el manto de púrpura. Y Pilato les dijo: ¡He aquí el Hombre!

Juan 19:5

Hay una representación de Cristo que tiene mi madre en su casa en la que aparece con una toga púrpura con adornos dorados que siempre me llamó la atención, aunque en esa época no sabía por ejemplo que todo lo escrito en la Biblia, absolutamente todo, tiene algún sentido.

Hay, además, más pasajes bíblicos con mención a dicho color, como Proverbios 31:22 y Ezequiel 27:7 entre otros

¿Pero qué sentido puede estar usando la Biblia para con el púrpura?

 

Jesus Púrpura oro

Púrpura realeza

Es bastante conocido el hecho de que el púrpura en la antigüedad era asociado a la realeza, la riqueza y la jerarquía.

Parece ser que antaño solo la realeza podía permitirse el llevar atuendos con adornos púrpura pues los mismos eran muy difíciles y, por tanto, caros de obtener.

El púrpura como tinte fue “descubierto” por los fenicios, el cual era extraído de un molusco marino: el purpex.

Curiosamente el mejor momento para coger estos moluscos era después de la salida de la Estrella del Perro o antes de la primavera. Esta estrella no es otra que Sirio, la estrella de los Ángeles Caídos, de Satán y de Isis.

Al parecer Canaán, significa “Tierra del Púrpura”, que es de donde se extraería tan caro tinte.

De esta tierra saldrían los fenicios que también estaban relacionados, cuya tierra, Fenicia, tendría para los griegos el significado de rojo-púrpura, pues vendría del griego Fénix.

Ave Fénix Púrpura

Curiosamente durante el periodo Clásico esta ave fue asociada al color púrpura, a Fenicia y al dátil.

Esta ave fue considerada en antiguas tradiciones cristianas como “el ave real” como ilustra “El mito del Fénix” de Van der Broek. Este “real” va asociado evidentemente al púrpura.

¿Pero por qué el púrpura?

El caso del Ave Fénix nos da ya una pista de lo que significa el púrpura para las fuerzas de la subversión. La misma viene a representar el curso de muertes y nacimientos infinitos de la misma ave en un círculo sin fin, pero no lo olvidemos, dentro del círculo “infinito” del tiempo.

Aquí es donde nos movemos en los terrenos del Demiurgo, el emperador de la Dualidad: resurrección y muerte, Ying y Yang, Jaquín y Boaz.

Septimo Chakra violeta

El púrpura o violeta sería también el color del séptimo Chakra del hinduismo. Este sería el chakra de la corona, denominado también como centro de la coronilla o flor de los mil pétalos y en el que la glándula pineal tendría importancia central.

El mismo sería el objetivo final de todos los movimientos ocultistas para la realización de la “ascensión” y de la liberación del poder de kundalini.

Lo que no saben todos estos ingenuos es que dicha “ascensión” es la fusión con el Maligno, el cual necesita de la voluntad de los receptores para devorar el espíritu: su más preciado alimento.

Otro dato interesante es el derivado del espectro visible donde tenemos los tonos violeta y azul en un extremo y el rojo amarillo en el otro.

Los primeros tienen una longitud de onda menor que la de los segundos pero por el contrario una mayor vibración; son, por decirlo así, más “dinámicos”, más agresivos.

Sobre esto es interesante leer lo que escribí sobre la luz roja, la luz azul y los cfl, y como parece que las fuerzas del Sistema están intentando por todos los medios llevarnos a una realidad con una vibración mayor, es decir: al predominio del espectro azul y violeta.

Esta es una de las claves para llevarnos a la “ascensión” de la quinta dimensión de la era de Acuario.

Su objetivo es bloquear por todos los medios nuestro último contacto con el “cielo” y bloquear el espectro natural, convirtiendo a la tierra en una prisión artificial gigantesca de luz azul.

Este plan, parece ser, está a punto de concretarse.

Curiosamente los adeptos a las innumerables logias de New Age, como los Ashtar Comand nos dicen que las naves espaciales extraterrestres (sic) que nos visitan vibran a tal frecuencia que las hacen invisible, y que solo cuando bajan su frecuencia las podemos ver.

Aquí ya nos están reconociendo que los “extraterrestres” (Nephillim y demonios) necesitan llevarnos a una vibración superior para fundirnos con las demás especies de la Federación Galáctica.

Pues bien, para llevarnos a esta nueva “vibración” necesitan construir su cárcel en la Tierra, y llevarnos al terreno de lo violeta; el espectro infrarrojo hay que eliminarlo. Chemtrails, wifi, contaminación electromagnética; todo está permitido.

Pero no, no será ninguna Federación Galáctica por la paz en el Universo a donde nos lleven, sino a algo más que siniestro.

Color violeta y el Poder

El púrpura es el color del Poder, el que combina el calmo azul y el caliente rojo. Es por ello que el mismo es específicamente venerado por los seguidores de Saturno.

El mismo representa la salida de esta realidad hacia el destino final: la multiplicidad, la indiferencia y el caos de Saturno.

No es de extrañar, pues, que las logias masónicas, descendientes de las enseñanzas cabalísticas tengan como representación más evidente las dos columnas de Jaquím y Boaz: el rojo y el azul, pater y mater, pasivo y activo, etcétera; y como resultado final de dicha mezcla tendremos el púrpura (azul más rojo), el cual representa la llegada de la Bestia, el Dios Andrógino, el Anticristo, la fusión orgiástica final.

La combinación de esas dos fuerzas opuestas no crean al hombre perfecto, como creen los ingenuos que siguen estos caminos, sino al esclavo perfecto: el esclavo de la materia.

Tristemente la mayoría de personas que siguen este tipo de iniciaciones, o que están metidas en las tendencias de la Nueva Era son desconocedoras del destino final de todo esto.

Su buena voluntad, hace que sean presas fáciles de la mentira disfrazada de la mayor bondad.

Haría bien en leer la fábula de Caperucita Roja.

Violeta, fusión de las columnas

Estas dos columnas vienen a ser parte del “Árbol de la vida” cabalístico, el cual en realidad debería ser denominado el Árbol de la Muerte, pues es la muerte del Espíritu lo que busca.

Según Eliphas Levi, la columna de la derecha (Jaquín) se fundamenta en Chokmah, la Sabiduría de Dios, y que los tres globos que penden de la misma son las potencias masculinas.

Lo mismo ocurriría con la columna de la izquierda (Boaz), la cual recrearía las potencias femeninas.

La Sabiduría sería el elemento activo y la Comprensión el pasivo, el recipiente.

El resultado final de esto sería la consecución de Malkuth, el décimo sefirot, y el reino del plano material, que aunque sea visto como el más bajo sefirot de la Cábala, también tiene la posibilidad de alcanzar al más alto, pues no olvidemos que “as above so below”.

Como dato anecdótico recomiendo la visión de esta escena de la película de Cazafantasmas, en la cual los protagonistas se enfrentan a Gozer, el cual es no por casualidad un Dios Andrógino.

Violeta en el cine

En la escena se pueden ver claramente las dos columnas cabalísticas y el nacimiento de “La Bestia”, donde se pueden ver también las claras referencias a los tonos violetas.

Es un secreto a voces que los sacerdotes de Saturno controlan la totalidad de los medios de comunicación y el cine desde sus mismos comienzos, así que no es de extrañar que podamos ver este tipo de señales en buena parte de las películas.

Estas cosas nos las llevan diciendo hace mucho tiempo ya, pero solo los que saben “ver” las podrán entender, aunque sea de manera intuitiva; la mayoría de las masas solo verán diversión y efectos especiales.

En la actualidad parece ser que se está acelerando el proceso y es raro encontrar una película donde no haya referencias más o menos escondidas a este tipo de cosas.

El ejemplo de Pet Goat 2 y su abuso del púrpura, entre otras cosas, es evidente.

Que los sacerdotes de Saturno dominan completamente al mundo es algo que algunos sabemos ya. Y “completamente” en sentido literal, no hay gobierno ni institución que escapen a su dominio; y no, Rusia o China no son una excepción.

Si hay algo que he aprendido con el tiempo es que estos sacerdotes odian a Cristo y al Espíritu.

No sé que Cristo; no sé si el de Judea u otro, pero lo cierto es que odian al que fue crucificado.

Cristo es el camino, el camino del Espíritu.