Alice Bailey, la Nueva Era y el Gobierno Mundial

Alice Bailey fue la continuadora de la tarea iniciada por su maestra Helena Blavatsky, la cual fue la que sentó las bases de la archiconocida corriente “espiritual” denominada La Nueva Era (The New Age) y que no para de ganar en popularidad con el paso del tiempo.

Blavatsky libros

Blavatsky fue la autora de dos de los más extendidos libros sobre esoterismo en el mundo: “La doctrina del despertar” e “Isis sin velo” así como la creadora de la Sociedad Teosófica, la cuna de la Nueva Era.

La famosa Blavatsky  decía estar en contacto con unos Maestros Ascendidos que le trasmitían toda esta sabiduría en pos del bien de la Humanidad.

No voy a entrar en detalles aquí de la ideología teosófica, y simplemente diré que la misma no es resultado de ningunos “ángeles” de bien, sino todo lo contrario.

Basta con una lectura de sus obras y ver el sesgo lunar y colectivista de la misma para darse cuenta para quién trabajaba esta señora.

 

Alice Bailey Nuevo Orden Mundial

 

Nueva Era Alice Bailey

Alice Bailey se inició en la Sociedad Teosófica a los 35 años y más tarde, a los 39, decidió separarse de la misma para trabajar por su cuenta y crear su propia escuela.

Y bien que lo hizo.

Blavatsky puso la materia y Bailey puso la obra.

Las dos ramas teosóficas siguieron caminos teóricamente separados pero en realidad íntimamente unidos.

La diferencia radicaba en sutilezas de forma pero el fondo permaneció esencialmente igual.

Bailey fundó la famosa The Lucis Trust en 1922 para poder publicar sus libros y los principales de la Sociedad Teosófica.

El nombre de la misma denota una clara referencia a Lúcifer, el cual era considerado por Blavatsky como el verdadero enviado de la luz.

Alice Bailey masonería

Como dato curioso, recordar que el marido de Bailey, Foster Bailey era masón de alto grado, lo cual ya nos da una pista de por dónde van los tiros de la corriente ideológica de la Nueva Era y su trabajo incansable por la instauración del Nuevo Orden Mundial con un Gobierno Único bajo el liderazgo espiritual del gran Mesías Sanat Kumara (Satán) esperado en la “gloriosa” Era de Acuario.

A diferencia de la gran mayoría de organizaciones esotéricas Lucis Trust es una organización firmemente arraigada en los resortes del Gobierno Mundial, gozando de poder de consulta en las Naciones Unidas.

Nueva Era y la ONU

Es decir, esta gente tendría una oficina en la misma ONU; ahí es nada.

Esto es otra pista del inmenso poder que está detrás de esta organización, lo cual es más que obvio cuando vemos que está relacionada a John D. Rockefeller, Henry Kissinger, Thomas Watson, Robert McNamara y un largo etcétera, a través del Consejo de Administración Internacional.

Todo esto explica también la rapidez y la facilidad con la que esta corriente ha alcanzado a extenderse de tal manera por el mundo: teniendo detrás a la crema y nata del poder mundial. O sea, esta gente tiene dinero y capacidad financiera para hacer lo que quieran.

Ante tal poder, poco se puede hacer, la verdad.

No es de extrañar pues la íntima conexión de la ONU con la Sociedad Teosófica ya que ambas organizaciones son dos ramas de un mismo árbol, el cual busca el mismo resultado: la instauración de un Gobierno Mundial.

No hace falta investigar mucho o leer demasiados párrafos de la obra de Bailey para darse cuenta de ello.

Por ejemplo, en el libro “La educación en la Nueva Era” nos dice:

“La Ciudadanía Mundial debería ser el objetivo último de los iluminados, con una federación mundial y bajo un cerebro mundial”

En “El discipulado en la Nueva Era” tenemos:

“Evidencia por el crecimiento del intelecto humano, junto con las líneas receptoras necesarias (por la preparación de La Nueva Era) puede ser visto en la “planificación” de varias naciones y en los esfuerzos de las Naciones Unidas para formular un plan mundial…Desde el mismo comienzo de esto, tres fuerzas ocultas han gobernado el desarrollo de todos estos planes”

Bailey nos dice claramente que las Naciones Unidas trabajan para la instauración de un Gobierno Mundial bajo el mando de “actores ocultos”.

Lo mismo podríamos decir de Greenpeace, Amnistía Internacional, la Unicef y demás organizaciones promovidas – y que a la vez promueve – a Lucis Trust. Todos lobos disfrazados de cordero con el objetivo, mediante su trabajo incansable, de instaurar un Gobierno Totalitario Mundial bajo el mando de una élite que se autodenominará espiritual, pero que en realidad será la antítesis de todo lo espiritual.

Lucis Trust 666

Curiosamente, en algún momento parece ser que Lucis Trust estuvo localizada en el número 666 de la Plaza de las Naciones Unidas, siendo como ya dije, miembro de la misma organización a través de un programa llamado Organización Buena Voluntad.

Esta organización es una ONG acreditada por la ONU a la que surge financiación abundante como la espuma, ya sabemos de dónde.

Esta ONG promociona abiertamente el establecimiento de un gobierno del universo, así como la práctica de meditaciones coordinadas para fomentar el paso a la nueva conciencia planetaria que está por llegar.

El que Lucis Trust estuviera en el 666 de dicha dirección no es, por supuesto, casualidad, debido a la importancia que dan las élites del mundo a toda serie de números que contengan el 3, el 6 y el 9, y todas las combinaciones de los mismos que proporcione la gematría (6 + 6 + 6 = 18; 1 + 8 = 9).

Así, podemos estar seguros de que el famoso pasaje del Libro del Apocalipsis tiene una significación especial.

Los 10 puntos para el Nuevo Orden Mundial de Bailey

Se dice que antes de su muerte Bailey enumeró una serie de diez puntos que tendrían que se trabajados sin descanso para la preparación de la llegada de su “Cristo” Maitreya y la instauración de la paz mundial definitiva.

Los mismos son los siguientes (en cursiva mis comentarios):

  1. “Eliminar a Dios y la oración del sistema de Educación”. Algo con lo que todos los ateístas y materialistas estarán de acuerdo. Lo cual nos dice en cierto modo cual es la verdadera “religión” del Maligno: el ateísmo o la creencia en la carne y en el reino del placer carnal.
  2. “Reducir la autoridad parental sobre los hijos”. O sea aumentar la del Estado. Todos son hijos de todos; todos somos uno.
  3. “Destruir la estructura familiar cristiana” Más de lo mismo. Ideología de la orgía.
  4. “Si el sexo es libre, que el aborto legal también lo sea y hacerlo fácil”.
  5. “Hacer que el divorcio sea fácil y legal, liberando a todo el mundo del concepto de matrimonio de por vida”.
  6. “Fomentar la homosexualidad”.
  7. “Destruir el arte y toda manifestación tradicional”. Y por lo tanto fomentar el arte relativista y materialista; y la pornografía, como no.
  8. “Usar los medios para promocionar el cambio de mentalidad”. Subversión en estado puro. De todos modos, los medios ya se venían usando para esto hacía mucho más tiempo. Nada nuevo bajo el sol.
  9. “Crear un movimiento de creencias afines”. Fomento de la adoración de la estrella tetraédrica y otras aberraciones.
  10. “Hacer que los gobiernos hagan todas esas leyes y que la Iglesia las apruebe”. Sin comentarios.

Nueva Era comunista

Esta serie de puntos concuerda en esencia con el Manifiesto Comunista, o con lo que se dice en Los Protocolos de los sabios de Sión, lo cual no es de extrañar porque el resultado final de dicho Gobierno Mundial ha de ser un Gobierno Comunista totalitario global; y es que la New Age no es otra cosa que la rama “espiritual” del comunismo.

Ni que decir que dicho plan se ha cumplido casi a rajatabla a día de hoy (al igual que el de los otros dos documentos mencionados), y ya no quedan sino algunos residuos que serán eliminados en la próxima llegada del Maitreya, para la cual no queda mucho ya. A este respecto quiero resaltar el odio atroz que todas estas organizaciones tienen por la cristiandad y la figura de Cristo y el Espíritu Santo.

Esto es así porque saben que alguna vez, ya sea con Jesús, o con uno antes que él, alguien bajó desde el plano espiritual a crucificarse voluntariamente en el Árbol del Espanto y presentar batalla a las Fuerzas de la Materia.

Por eso, lo importante no es si el cristianismo fue una invención o no de las élites cabalísticas, y por tanto es un montaje; lo importante es saber que el Maligno odia todo lo verdaderamente espiritual, y para bien o para mal, la mayor parte de lo que queda de espiritual en Occidente es los últimos restos de la verdadera cristiandad.

No la cristiandad proselitista y sacerdotal, sino la que los últimos cristianos llevan dentro.

Es por eso que las Potencias de la Materia tienen que extirpar ese último residuo como sea, para así poder instaurar en plenitud la Nueva Era, es decir, el Reino de la Bestia.

Todo esto no es una guerra por el dinero o por el poder; ni mucho menos una conflagración entre los Estados Unidos y Rusia.

Lo que ocurre es algo mucho más profundo que todo eso: es ni nada más ni nada menos, una lucha por nuestras almas.

Ese es el verdadero objetivo del Maligno.