El Mundo Caído: Stranger Things

Un mundo caído: el mundo al revés

Hace poco, Netflix, la popular emisora de televisión online saco a la luz Stranger Things, una serie de fantasía y ciencia ficción, la cual ha sido uno de los mayores éxitos de los últimos años.

La verdad que la serie lo tiene todo para los amantes del género: una buena historia, buenos personajes, nada de aburrimiento y hasta buena música, para nada desmerecedora de los grandes mitos del género.

Stranger Things similitudes

Lo primero que llama la atención de la película es las numerosas y constantes referencias a los grandes mitos del genero de los años 80 del siglo pasado, de tal manera que la seria parece haber sido hecha para homenajear a los clásicos de Steven Spielberg o James Cameron.

Las referencias son muy numerosas, con algunas de ellas muy evidentes. Entre otras, tenemos: E.T., Tiburón, La Cosa, Los Goonies, Pesadilla en Elm Street, Encuentros en la Tercera Fase, Twin Peaks, It, Cuenta conmigo, Gremlins, Regreso al futuro o Alien.

De entre todas esas similitudes la más destacada es, quizá, la de ET, con el personaje principal de la serie, EL, haciendo el papel del “Extraterrestre”, solo que en este caso convertida a niña con poderes psíquicos capaz de abrir portales con otras dimensiones.

Stranger Things significado

En el nombre de “EL”, asi como en su otro nombre, “Eleven”, encontramos dos de las primeras y más importantes referencias no tan conocidas para el ciudadano medio o el aficionado al cine de ciencia ficción.

El nombre de EL o Eleven nos da algunas referencias al poder que gobierna este mundo, aquel poder que en la Biblia conoceríamos como “Príncipe del Aire”.

En primer lugar, el nombre EL es bien conocido de ser uno de los nombres dados a Dios en las tradiciones semíticas.

Entonces, como vemos, nos han querido mostrar que EL, el personaje de la serie, es una referencia a ese Dios.

Seguidamente nos damos cuenta de que EL se muestra como una niña un tanto rara. Tanto es asi que su apariencia es mas la de un andrógino que la de una fémina.

Esto no es casualidad, evidentemente.

El representa al andrógino primordial, en cierto modo el “Hombre Perfecto”, aquel que ha abrazado la “igualdad” de “EL”; en otras palabras, la unión de los dos pilares, lo que para algunos no es otra cosa que la: Muerte del Espíritu.

De esa manera llegamos al otro nombre, Eleven u Once, el que no es otra cosa que dos unos, numero sagrado que representa los dos pilares sobre los que se basa este mundo.

Mundo cuya función principal es, como recién comente, la unión de los dos pilares.

Pues es bien sabido que EL es amante de la igualdad extrema.

Stranger Things y El Valle de las Sombras

La serie comienza con una escena de los adolescentes jugando a Dragones y Mazmorras, la mitica serie de dibujos animados que muchos de la generación de los 70 y 80 conocen perfectamente.

En esa escena los niños nos dan pistas de la sucesión de eventos que transcurrirán.

Esas pistas son “El Valle de las Sombras” y el Demogorgon, el monstruo de ese juego, el cual no es nada mas ni nada menos que un Demonio.

El Valle de las Sombras no es otra cosa que lo que luego se muestra como el Upside Down o Mundo al revés.

Y es aquí donde viene el punto realmente interesante de la serie.

Según esta, la “niña” (Androgino) EL, abre un portal con el Mundo al Reves, cosa que al parecer es buscada por los manipuladores de la niña, los malvados agentes del gobierno.

El problema es que ese portal parece crear más problemas que otra cosa, pues lo que traen al mundo no es otra cosa que el Demogorgon, un monstruo que es atraído por la sangre, y que muestra especial predilección por los niños.

Curiosamente, EL, el verdadero, claro está, también muestra especial atención por los niños y por la sangre.

El Valle de las Sombras es el Upside Down, el Mundo Caído del Demigorgon.

El tema está hecho para que el publico entienda que nos encontramos en el mundo “al derecho”, es decir, en el mundo “bueno”.

Aquí es donde viene lo interesante.

El verdadero Mundo Caído

Lo curioso del caso, y de lo que no se dan cuenta sino pocos ya en este mundo, es que el verdadero Mundo Caído o Mundo al revés, no es otro que este.

Las Potencias de la Materia o “Poderes del Aire”, por llamarlos así, tienen como objetivo conseguir que las masas de individuos crean que se encuentran en el mundo correcto, y que de haber otro mundo, ese sería el que esta al revés, es decir: el malo, el Upside Down.

Esto, en cierto modo, es verdad.

Para las Potencias de la Materia, el otro mundo es el malo.

Evidentemente, este es el mundo “al derecho”, pero no un “derecho” cualquiera, sino uno que conduce a alimentar a esas potencias. Porque de una especie de alimento de un alto grado espiritual es de lo que trata este mundo.

El estado del mundo no es otro que uno en el cual los creyentes en que el mismo es un Mundo Caído van disminuyendo en cantidad conforme pasan los días.

Disminuyen a un ratio que parece volverse exponencial en los momentos finales.

Después de todo, no puede ser de manera diferente en un mundo que tiende hacia la Materia, es decir, hacia el Reino de la Mentira.

Aquellos que comprenden de manera intuitiva como funciona este mundo saben perfectamente que el verdadero Mundo Caído, aquel que esta al revés, no es otro sino este.

De esa manera, es fácil comprender que el mundo que esta más allá de las “estrellas” no es sino aquel al que todavía algunos cristianos conocen como: Cielo.