La estafa del calentamiento global y el cambio climático inducido por el hombre

¿Calentamiento global o cambio climático?

Mires por donde lo mires se encuentran estafas y engaños a cada cual más vil, pero este es sin duda uno de los más descarados.

Cuando comenzó este fenómeno, hace unas tres décadas, los agoreros lo llamaban calentamiento climático y se quedaban tan contentos.

Hoy en día se escucha más el término cambio climático ya que es evidente que los datos de temperaturas de la última década no indican ningún calentamiento, sino más bien un estancamiento o enfriamiento.

El IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos Sobre el Cambio Climático) es un organismo público creado por la ONU que se encarga de estudiar y divulgar los diferentes informes que le proporcionan comunidades de científicos del resto del mundo sobre el supuesto calentamiento global producido por el hombre.

Como no puede ser de otra manera este es un organismo público creado a la sombra de la ONU con un objetivo inicial. Es decir, no nace para crear ciencia. Nace para “probar que el calentamiento global existe”. Sus integrantes y toda la filosofía que rodea su creación viene ya cargada con la acusación de culpable contra la actividad del hombre como supuesta causante del (supuesto) calentamiento global.

La mentira del Calentamiento global

Así mismo, todos los científicos que pasan informes a este organismo vienen a ser científicos pertenecientes a la clase política: es decir a las universidades públicas de occidente; los cuales, tienen como no una agenda que seguir.

Esa agenda es la contribución al crecimiento del Estado. Ellos no lo saben, pero al ser trabajadores que reciben su dinero de la entidad pública van a defender políticas que incrementen el poder de la misma entidad que les paga (y bastante bien por cierto; al menos para lo que hacen).

Es por el crecimiento desmesurado del Estado, consecuencia a su vez del avance de la democracia, que se intenta buscar algún modelo para intentar subir los impuestos a la economía privada para intentar soportar el crecimiento de ese organismo.

Es un tema de poder, ni más ni menos.

El Estado crece exponencialmente en su última fase hasta estallar. Será eso lo que haga colapsar nuestra sociedad, no ningún “calentamiento global” ridículo.

Calentamiento global y comida

Todo lo contrario, si hubiera calentamiento global las condiciones en la tierra favorecerían el incremento poblacional.

En un enfriamiento progresivo las condiciones para la agricultura harían que no se pudiera mantener el nivel poblacional actual.

Pero da igual. Se cogen unos datos sesgados, se busca un culpable: como no el hombre.

Se realizan unas proyecciones por ordenador y bingo: ya tenemos excusa para la creación de varias docenas de impuestos a nivel regional, estatal y supra estatal.

A su vez esos impuestos al estar basados en un supuesto calentamiento causado por el hombre se vuelven “legítimos”.

Las masas los aceptan sin rechistar.

Somos culpables y está bien que paguemos.

Y si algún científico se atreve a denunciar, es silenciado mediante el más feroz ostracismo y probablemente tendrá que seguir su camino fuera del ente público.

No podrá ni soñar con obtener una plaza en la educación estatal. Así mismo pasa con la economía, la historia, la antropología, la psiquiatría, SIDA, cáncer, alimentación o la gran mayoría de las ciencias.

Lo mejor es estudiar matemáticas o lenguaje y no rechistar mucho. Ahora, si quieres decir la verdad prepárate para un destierro eterno.

Ahora, cuando crean un nuevo impuesto sobre los gases refrigerantes con la idea de recaudar 380 millones de € más en España, ¿cómo esperan que el fabricante no cargue ese impuesto al producto pagando como consecuencia los ciudadanos más por el producto?

Se creen que por hacer que los ciudadanos paguen 380 millones extra al año en este tipo de impuesto va a mejorar el clima de la tierra con sus políticas de vete a saber qué.

¿Pensarán que todos los ciudadanos somos tan ingenuos que no nos haremos preguntas?

En realidad el único objetivo de todo este asunto es el crecimiento del Estado.

Si ya tenemos 500 impuestos, esto no será sino la creación de otros 50 nuevos y a sumar. Hasta el día que en Hacienda tengan un número de normas que se aproximen a infinito y entonces nuestros inspectores empiecen a ingresar en hospitales psiquiátricos debido a la saturación mental; donde por cierto, los psiquiatras darán buena cuenta de ellos.

Historia del clima de la tierra

Cualquier científico que estudie medianamente el clima de la tierra sabrá que la tierra ha transcurrido por periodos de completa glaciación y periodos mucho más cálidos que ahora.

El clima de la tierra se mueve constantemente en ciclos gigantescos de tiempo entre el frío y el calor. Y dentro de esos grandes ciclos hay ciclos más pequeños y cada vez más pequeños hasta llegar a la dualidad del día y la noche. Así de simple.

Para no irnos demasiado lejos, vamos a ver lo que ha ocurrido en el clima de la tierra en los últimos 500.000 años por encima. Durante ese periodo la tierra ha vivido varias glaciaciones y varios periodos de calentamiento.

Lo curioso del tema es que los periodos de calentamiento suelen durar aproximadamente unos 10.000 años de media y los periodos glaciales unos 100.000. Y lo que es mejor aún, el último periodo glacial se dice que terminó hace unos 10 12 mil años.

Entonces ¿No deberíamos estar a la vuelta de la esquina de una era glacial ya?

Unas épocas la temperatura sube, y otros baja. Dentro de las épocas hay periodos mínimos de décadas donde se producen alzas y bajas continuadas.

Hay quienes claman que estas tienen que ver con los ciclos del sol y su actividad. Hay mucha literatura al respecto.

Cambio climático por Antón Uriarte

Para el que quiera profundizar sobre cómo es el clima de la tierra y como ha sido le recomiendo el blog de Antón Uriarte, un conocido geógrafo español especializado en climatología que ha escrito uno de los libros más famosos sobre el clima de la tierra. “Historia del Clima de la tierra”.

En su página web creo que se puede ver el libro gratis.

http://es.wikipedia.org/wiki/Ant%C3%B3n_Uriarte

Pensar que estos grandes ciclos, la todopoderosa fuerza del sol y los ciclos cósmicos pueden ser alterados por la emisión de CO2 por el hombre solo se lo pueden creer aquellos que tienen como agenda el crecimiento del poder público y la instauración del Nuevo Gobierno Mundial.

Si no hubiera (supuesto) calentamiento, los que ahora defienden esta farsa se buscarían una excusa para alarmar a la población por un “enfriamiento global” y la necesidad de crear nuevos impuestos para evitar que el hombre emitiese gases YHJ (esto es una invención mía) para que no se viera afectada la capa de ozono.

La histeria del calentamiento global

Bien es sabido de las fabulosas cantidades de dinero que hacen los agoreros del cambio climático empezando por Al Gore que cobraba una cantidad por conferencia que daría palidecer a más de uno. Por no hablar de la casa donde vive este señor.

No digo más nada. En fin.

Parece ser que incluso los fanáticos del IPCC tendrán que admitir que el clima de la tierra no se ha calentado lo más mínimo en los últimos 15 años (ni usando todas las artimañas ni falsedades de las que son capaces).

¿Si seguimos vertiendo tales cantidades de CO2 a la atmósfera cómo es posible que no se cumplan sus previsiones de una subida constante?

No hay que preocuparse, ya buscarán una excusa de lo más sibilina para explicar que el cambio climático es causa del hombre y que hay que seguir con la política de energías verdes e incremento de tributos.

Si puede ser uno a nivel mundial (para financiar la entidad que les da de comer: la ONU) mejor (ese es su objetivo en realidad).

¿Cómo podrán negar que el hielo de la Antártida ha alcanzado un máximo de 35 años el año pasado? Pues dirán que no prueba que no haya cambio climático.

NASA y calentamiento global

Incluso la NASA ha tenido que admitir que el hielo en el mar ártico es el mayor de los últimos años en 1.5 millones de km cuadrados. Aunque los señores intentan explicar que es debido a que ha habido más tormentas.

O sea, si un año desciende el nivel de hielos en el Ártico o Antártico es debido al calentamiento global; si aumenta es debido a no sé que otros factores.

La palabra enfriamiento está prohibida en el personal de las agencias gubernamentales; ya sea la NASA, la ONU, el FMI, la UE o el ayuntamiento de Bilbao.

Los hechos reales y sensatos sobre este tema son:

  • La tierra ha transitado por periodos de enfriamiento y calentamiento en el pasado que han durado miles de años.
  • Fluctuaciones aleatorias en la naturaleza ocurren constantemente.
  • Es ridículo hacer cualquier razonamiento del comportamiento de la temperatura basado en los últimos 100 o 1000 años.
  • Más ridículo aún es intentar resolver el problema mediante una miríada de impuestos, regulaciones y subsidios nuevos.

Corrupción al más alto nivel en la estafa del calentamiento global

Recuerdo hace años cuando vi un artículo en la web de Mish Sheldock sobre una polémica sobre unas filtraciones que se habían producido en la Universidad de East Anglia.

Dichas filtraciones se produjeron en la unidad de investigación del clima, y supuestamente implicaban una falsificación de datos a gran escala para soportar la idea del calentamiento global.

El asunto creó polémica pero como no podía ser de otra manera fue absolutamente silenciado por los medios de comunicación, que se encuentran dominados o bien por los Estados o bien por grupos con intereses favorables a las tesis del calentamiento.

Días más tarde se publicó una entrevista a Tim Ball (un climatólogo retirado sobre este tema).

Al parecer Ball estaba al corriente de la manipulación pero no podía hacer nada para probar que estaba ocurriendo. En este caso se me ocurre que una vez retirado le resulta más fácil hablar de las cosas.

Esto no es un caso aislado; ocurre muy a menudo que no es hasta cuando se retiran que la gente habla.

Mientras permanecen en el organismo no pueden hablar de manera abierta so pena de más oscuro ostracismo o cosas peores.

En la entrevista Ball confirma sus sospechas que tuvo durante los 30 años trabajando en el campo.

El mismo vio como la ciencia climática era secuestrada por gente asociada con la expertos en ordenadores y un grupo asociado con el panel intergubernamental de cambio climático; un grupo con una agenda política más que científica.

Lysenkismo en estado puro.

Grupos de interés y el calentamiento global

El problema es de escala global.

Esa gente no solo controla el Centro Hadley, que controla la recogida de datos de las temperaturas globales, sino que también controlan el IPCC; y este es la base en la que todos los gobiernos se guían en sus políticas sobre el clima; del protocolo de Kyoto y de los acuerdos de Copenhague.

Según Ball, estos grupos de interés, con profundos lazos y tendencias a favorecer los intereses de aquellos que defienden la instauración de más regulaciones e impuestos (partidos radicales y no tan radicales, pues esto al final lo abrazan todos los partidos sin rechistar), han repetido hasta la saciedad que la última parte del Siglo XX es la más cálida en la historia.

Otros escépticos entre los que estaban Ball, dijeron que no era así, que incluso hacía 1000 años hizo mucho más calor, durante la época que los vikingos colonizaron Groenlandia* (la cuál tuvieron que abandonar más tarde).

Por supuesto lo que hicieron los apologistas del cambio climático fue ignorar el periodo de calentamiento medieval y “reescribir” la historia a su gusto.

Esto es más o menos lo que hacía la ciencia soviética constantemente.

El hecho de que hace 1000 años fuera más caliente que ahora no prueba que no haya calentamiento global en la actualidad pero tampoco el hecho de que las temperaturas llevaran subiendo ligeramente durante 20 años de 1980 al 2000 prueban que haya un calentamiento global causado por el hombre; más si tenemos en cuenta que en el último millón de años la tierra ha tenido quizá 500.000 años en los que se ha calentado y otros 500.000 en los que se ha enfriado, separados en periodos de 20 o 30 años de enfriamientos y calentamiento.

Con periodos más grandes de 200 o 300 años tras los cuales solía siempre haber una pequeña edad de hielo y con periodos más grandes de 100.000 años en los cuales hubo eras glaciales con intermedios de 10.000 años.

De hecho hoy día es, probablemente uno de los periodos más fríos de los últimos 10.000 años.

Agenda calentamiento global

Pero la agenda es la agenda. Como ya dije hay que buscar la manera que sea de incrementar el tamaño del Estado en este tema.

Incrementar el tamaño del Estado significa muchos trabajos para mucha gente que es especialmente amante del trabajo público y además jugosos contratos con algunas multinacionales de sectores beneficiados.

Volviendo al tema de la corrupción y del sesgo y cortina de humo que aplica el Sistema y sus medios sobre el tema, hay un artículo reciente sobre el famoso barco este que quedó encallado en aguas de la Antártida y que el 25 de Diciembre quedó encallado, teniendo la tripulación que ser rescatada finalmente por helicóptero.

Lo que no decían los medios en este caso es que el barco Ruso que quedó atrapado estaba lleno de científicos en una expedición sobre el cambio climático. Los medios de comunicación de los EEUU pasaron por alto este detalle. A ninguno se le ocurrió decir ese pequeño chisme. Sólo uno de veintisiete, la CBS, tuvo la osadía de decir que el grupo de rescatados era un grupo de científicos de paneles sobre el cambio climático. El resto de cadenas se refirieron a los tripulantes como “pasajeros” o “turistas”.

Parece que recibieron órdenes de algún sitio que no debían informar de la verdad.

Resultaría embarazoso que un equipo gubernamental de científicos pro calentamiento global se vieran sorprendidos por glaciares y tuvieran que ser rescatados embarazosamente (porque claro, según su tesis la Antártida dentro de poco se va a derretir).

Pero lo mejor de todo son las famosas estaciones de temperatura para ir midiendo la variación de esta con las décadas.

Otro campo que como no puede ser de otra manera está absolutamente manipulado.

Hay un libro fantástico sobre el tema que no tiene desperdicio.

Estafa temperaturas cambio climático

Resulta que lo que hacen los que están al mando del asunto en los ministerios pertinentes (activistas políticos buscando su beneficio), tienen la extraña costumbre de usar antenas que están situadas en sitios de dudosa calidad. Si ponemos señales en dos sitios separados un par de kilómetros podremos obtener resultados diferentes.

Por eso los sacerdotes del calentamiento global siempre estarán interesados en poner medidores en sitios más bien calientes, como por ejemplo en un aparcamiento con gran tránsito de vehículos.

Esto es lógico.

Al empezar a tomar las temperaturas en 1900, el lugar estaba limpio.

Hoy día está rodeado de contaminación por todas partes. Es normal que eso suba la temperatura algún grado.

Ahora, la segunda imagen nos muestra una estación que está limpia y que ha permanecido así desde hace mucho tiempo. ¿Cuál es el resultado? Que nos muestra datos de temperaturas más reales.

No es lo mismo tomar la temperatura alejado 20 metros de la estufa que pegado a 5 centímetros.

Pues bien, se ha encontrado que al menos el 70% de las estaciones de toma de temperatura en las que se basan las autoridades son de 4ª y 5ª categoría: o sea como la primera de las imágenes anteriores. Y por tanto inválidas desde un punto científico para determinar nada. Para los sacerdotes del calentamiento global son las válidas claro. Su agenda y sus sueldos dependen de ello.

Esto viene bien descrito en la web surfacestations.org donde se podrán encontrar muchas más fotos de otras estaciones y muchas más cosas.

El enfriamiento del mundo en 1980

En los años 70 la preocupación de la comunidad científica y de los políticos era la llegada de una glaciación.

En esos años no existía la religión por el calentamiento global. Durante las décadas previas a 1980 las temperaturas estuvieron cayendo moderadamente.

Pero los apóstatas del calentamiento solo necesitario una década de temperaturas ascendentes para lanzar su nueva religión (y con ella los impuestos, subsidios y regulaciones correspondientes).

Tampoco es que el ascenso de las temperaturas fuera cosa de otro mundo.

Nada nuevo bajo el sol. Pero vuelvo a recalcar, aquí el tema no se trata se ciencia, sino de acumulación de poder por parte del Estado.

En aquel post el forero nos explicaba que el mismo había sido un calentólogo hacía 20 años a pesar de que tenía en su casa algo de lo que no se había percatado y que años después rescató del baul de los recuerdos: Un número de Time con la cabecera, «The cooling of America».

En la época los medios de comunicación hablaban de enfriamiento. O sea, que luego se les olvidó y resulta que cuando empezó el aumento de los 90 resultó ser que el mundo se dirigía a un holocausto de fuego.

¿Por qué a pesar de toda la contaminación vertida por el hombre antes de 1980 las temperaturas bajaban en los 70?

Porque la Revolución Industrial lleva mucho tiempo ya. Buscando hombres de paja siempre.

Psicología de masas y el lavado de cerebros

Siempre que hablo con mi padre sobre el tema acabamos discutiendo.

Mi padre es creyente en la tesis del cambio climático producido por el hombre en forma de calentamiento global y menos lluvias. Normal, el hombre se pega viendo la tele varias horas al día.

Cuando te están bombardeando durante décadas en los medios oficiales, en las escuelas, universidades e instituciones públicas de todo tipo diciéndote que el mundo se está calentando, pues es normal que la mayoría de la población se lo termine por creer.

Lo declaran cierto los sacerdotes del sistema.

¿Cómo va la masa a cuestionar eso?

No, la masa ya tiene suficientes preocupaciones con jugar a la play, darle al wasap, salir a emborracharse y si pueden viajar a Punta Cana.

Lo que le intento explicar a mi padre no lo va a entender nunca. La única manera es que leyera libros y artículos de ciencia de verdad, pero viendo la televisión del sistema (que son nada menos que la totalidad de los canales) es normal que se crea el asunto; y por tanto ceda ante la honorable petición de crear impuestos para salvar al planeta de nuestra acción.

¿Quién puede negarse a ello? Solo un desalmado podría hacerlo.

Regulaciones y el calentamiento global

Lo que más gracia me hace es que la mayoría de estos sacerdotes creen que el asunto se va a arreglar de verdad creando impuestos y regulaciones.

Lo que no entienden es que creando impuestos y regulaciones lo que hacen es agravar otros mil problemas más; por no hablar del del clima. Y si no estudien la historia de la Unión Soviética y el mayor desastre natural del Siglo XX: la desecación del Mar de Aral (verdadero ejemplo de influencia antropogénica en el medioambiente). Cortesía de la política medioambiental Soviética. O el desastre medioambiental de China (fruto de sus décadas de gestión comunista), a cuyo lado los EEUU parecen una reserva de la biosfera.

Partidos verdes y calentamiento global

La implantación de regímenes verdes de estilo soviético (que es a lo que aspiran los calentólogos), no hará sino empeorar el problema del medio ambiente. No resolverlo.

Volviendo al tema de mi padre. Lo que él no entiende es que ha sido manipulado por miles de horas de ver la TV y ser informado de una verdad «irrefutable».

No entiende que el clima cambia desde que La Tierra es Tierra y que no hay ni un solo segundo de la historia que el clima no cambia.

El clima nunca fue estático. Por tanto es lógico que probablemente hace 50 años lloviera un poco más en su pueblo o un poco menos. Así como en otros sitios estará lloviendo más o menos.

Lo que no entiende es que los que están detrás de la historia del calentamiento global lo único que hacen es proponer nuevos impuestos y subsidios; y que al final redundarán en beneficio de esos mismos que los piden. Que lo que buscan es el Poder.

Además está el hecho de que los pensamientos de la gente son muy subjetivos y la memoria muy selectiva. Sospecho que intentamos adecuar nuestra situación actual a recuerdos pasados sesgados, y curiosamente leí algo sobre esto el otro día.

Da igual que le diga que ha nevado en El Cairo por primera vez en más de 100 años, que Bangkok esté sufiendo las noches más frías en tres décadas, que las temperaturas estén rompiendo récords de 70 años en Ontario o que se haya producido el día más frío en Islamabad en los últimos 40 años.

Da igual; le hace dudar un poco, pero el mantra es difícil que se pueda erradicar de la cabeza tan fácil. Hace falta algo más fuerte para que una mayoría de población sepa la verad.

Ese algo no es otra cosa que el colapso del Estado.

Opinión pública y calentamiento global

Lo que quiero decir es que con la psicología de masas el Estado puede manipular totalmente la opinión pública de una sociedad. Al tener el total control de la educación y de los medios de comunicación y en connivencia con las multinacionales, se hace un lavado de cerebro durante años que consiste en bombardear la mente de las personas con miles de frases en los medios e imágenes.

Esto si se hace el tiempo suficiente va calando en la psique del pueblo hasta que una masa crítica es alcanzada y a partir de ahí entra a formar parte del sistema.

Yo diría que en cierto modo son las masas las que eligen tener esta política.

Es decir, mediante el sistema democrático (bajo el cuál el estado solo puede crecer) es normal que a la larga se vayan produciendo todo tipo de movimientos que busquen un aumento del Estado a costa de cualquier campo social o ciencia. Es decir, es la masa la fuerza que dirige las ideas de la sociedad.

Si la masa es cada vez más estatólatra entonces es solo cuestión de tiempo que oportunistas tomen partida por estas ideas en algún campo manejado por el estado y se pongan a implementar políticas que supuestamente tengan base científica y que al mismo tiempo supongan un incremento del tamaño del Estado.

Por decirlo de alguna manera, si no hubiera calentamiento, elegirían tesis de enfriamiento y al final el estado acabaría con otras regulaciones diferentes sobre la sociedad y otros impuestos.

Es un camino que no se puede evitar de ninguna manera.

Es, después de todo, el destino.

El destino del Ouroboros.

¿Calentamiento global o no?

Este es un tema que da para mucho más sin duda.

Hay muchas cosas sobre las que no he hablado, como por ejemplo la afirmación de que es el CO2 el causante del supuesto calentamiento.

El hecho de que las temperaturas aumentaron de manera muy modesta del año 1980 al 1998 fue tomado por los científicos estatólatras y sus aliados los políticos de la democracia, como la excusa perfecta para aumentar su garra sobre el sistema.

Esta no es sino otra de las patas de la gigantesca burbuja de la regulación estatal que está viviendo Occidente y la cuál no preocupa en exceso a las masas. Más cuando estas son partícipes de dicha burbuja. Será en el momento del estallido de la misma cuando la sociedad se de cuenta de donde se metió.

Hay mucha información en la red. Todavía es libre. Harían bien en usarla mientras así sea; pues es probable que ante la próxima quiebra del sistema los Estados mundiales hagan un enrocamiento final y se instaure una especie de República De Corea Del Norte a nivel global, y entonces la comunicación libre en la web sea totalmente monitorizada por el Nuevo Orden Mundial (del Estado Supremo Mundial) y entonces cualquier actividad disidente será ferozmente reprimida.

En ese momento la teoría del calentamiento se vería proclamada de manera oficial «Verdad Irrefutable del Estado». Si alguien no entiende bien como funciona un régimen de ese tipo que viaje a Corea del Norte unos meses de vacaciones y algo aprenderá.

 

* Información diaria sobre la estafa del Cambio Climático en inglés:

http://iceagenow.info/

 

1 comentario en “La estafa del calentamiento global y el cambio climático inducido por el hombre”

  1. Gracias por la info. He echado en falta el tema de el agujero de la capa de ozono. Según tengo entendido, se ha demostrado científicamente que son fases cíclicas naturales con mínimos y máximos; y desde luego que no es producido por el hombre. Saludos!!

Deja un comentario